El chino mandarín, origen y claves para entender el idioma

Hoy en el blog vamos a hablar de «El chino mandarín, origen y claves para entender el idioma».

El chino mandarín es la lengua oficial de la República Popular China. Se convirtió en la lengua oficial del país en 1956, y de Taiwán. Se trata del segundo idioma más hablado del mundo después del español, con más de 1.200 millones de hablantes. 

Sin embargo, el chino como idioma es una lengua más amplia que también incluye otras formas de hablar chino. Como el cantonés, que es el dialecto oficial de Hong Kong y Macao, y el taiwanés.

En Trad&Go realizamos traducciones desde el español, el inglés y el francés, y creemos que la base para entender el origen y claves del chino mandarín es conocer varios puntos. Por ejemplo, que es el resultado de la fusión de varias lenguas chinas, y se habla también en Singapur, Myanmar, Mongolia, Vietnam, Laos y Corea. Además, los caracteres chinos se han adoptado por otros idiomas de Asia, como el japonés, el coreano o el vietnamita.

El origen de la escritura china está en la dinastía Xia (2.100-1.600 a.C.). Sin embargo, no se difundió hasta la dinastía Zhou (1.100-255 a.C.). En esta época se comenzaron a utilizar caracteres de mayor complejidad, cuyo significado se podía interpretar de varias maneras. Debido a esta datación, se considera que es la escritura más antigua del mundo, ya que se remonta a unos 5.000 años a.C.

Es necesario saber que la estructura gramatical del mandarín es diferente a la del español. Una de las curiosidades que tiene este idioma es que no hay género ni número, ni artículos ni adjetivos, ni gramática de conjugación de verbos ni de tiempo. De hecho, el vocabulario del chino es realmente muy sencillo, lo difícil de aprender es el tono de las palabras.

Además de su pronunciación, su sistema de escritura es complicado, porque es ideográfico, es decir, las palabras se representan mediante dibujos. Este sistema no se basa en un alfabeto, sino en símbolos que representan una idea. 

Esto es debido a que el chino se creó a raíz de una serie de pictogramas. Y a partir de éstos, se generaron unos caracteres más complejos, más abstractos y más simples. Son los que componen el chino moderno. Hay un ideograma que tiene 58 trazos gráficos, y se trata de la palabra más compleja de escribir.

Por su peculiaridad, el chino mandarín consta de más de 20.000 caracteres distintos, pero un hablante emplea unos 2.500 habitualmente. Se dice que para aprender chino es necesario utilizar ambos lóbulos temporales del cerebro, mientras que los hablantes de otros idiomas solo usan el lado izquierdo.

China se ha convertido en una potencia en muchos ámbitos, sobre todo en el sentido empresarial. Por eso, en Trad&Go creemos que ampliar conocimientos del Chino Mandarín, conocer sobre sus tradiciones, costumbres y hábitos, mejorará las relaciones internacionales y comerciales existentes. Esperamos que descubras el chino mandarín origen y claves para entender el idioma con nosotros. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.