La importancia de la corrección de textos

La corrección de textos es una garantía de perfección y rigor. En un mundo que prima la velocidad y la improvisación, la precisión es una virtud que no hay que dejar escapar. Es por esto que los profesionales que desempeñan esta actividad tienen que prestar atención a todos los detalles. Desde Trad&Go te explicamos en qué consiste la corrección de textos, ¡atento!

La corrección de textos pretende solucionar las incorrecciones, además de buscar una normalización en el escrito y remediar posibles incongruencias. Con esto se consigue una unificación en las normas del texto y en la semántica, conforme a lo propuesto por el autor original. 

La revisión como primer paso

Para corregir un texto de la mejor manera, hay que comenzar releyendo y revisando el texto presente. Si además se trata de un texto traducido, este paso es fundamental. En este caso, un traductor independiente del titular relee la traducción con el fin de limar modismos, extranjerismos y opciones gramaticales. Estaría muy recomendado en textos periodísticos, publicitarios y académicos.

Generalmente, la revisión de textos se hace en presencia del escritor o simplemente se buscan todos los errores cometidos en la sintaxis, forma o semántica y se le comentan. Es aquí cuando el escritor aclara si esas equivocaciones son meditadas y tienen algún sentido extraliterario o no.

 

Corrección ortotipográfica 

Es necesario hacer una distinción en los tipos de corrección, según se centren en la propia ortografía o en la forma y estilo del texto. En el caso de la corrección ortotipográfica, se trata de una intervención en el texto con el fin de eliminar errores e incoherencias tipográficas. Esta mantiene la uniformidad del escrito conforme a la reglas que previamente ha fijado el autor. 

En este caso, se tiene en cuenta la grafía y la tipografía usada, además de la aplicación de las diferentes variantes de letra (cursiva, negrita, versalita…).  También se revisa la puntuación de todos los elementos textuales, signos, citas, los blancos y espaciados, la separación de palabras, etc. En definitiva, se corrige cualquier aspecto ortográfico y tipográfico relevante para la uniformidad.

 

Corrección de estilo 

La corrección de estilo es aconsejable hacerla antes que la ortotipográfica. Tiene un enfoque distinto que la anterior: se presta atención al léxico, la sintaxis, la gramática, la coherencia argumental, la expresividad… Se intenta en este caso que el texto traducido tenga la misma intencionalidad y enfoque que el texto original, manteniendo la esencia que quiso plasmar el autor. 

La corrección sintáctica, como ejemplo de este tipo de corrección, sanaría errores en el posicionamiento de las palabras. Un ejemplo de este tipo de errores se materializa en la no concordancia de los tiempos verbales con sus respectivos sujetos. Son errores muy comunes, ya que los autores pasan varias horas delante de sus escritos. 

 

En Trad&Go, tu agencia de traducción profesional, ofrecemos servicios de corrección confiables. Ponemos a tu disposición nuestros lingüistas para revisar las faltas de ortografía y verificar que no existan omisiones con respecto al texto original. 

Un despiste lo tiene cualquiera, no se puede echar por tierra un buen trabajo comunicativo y comercial en un texto. Por ello te aconsejamos que cuentes con los mejores profesionales en la corrección de textos.  Cuida tu imagen y confía en Trad&Go.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *