corrección de textos

Los pasos para una correcta corrección de textos

La corrección de textos es una tarea fundamental en la traducción profesional. Por eso hoy desde Trad&Go, tu agencia de traducción en Sevilla, te contamos los pasos para que el resultado de una revisión sea satisfactorio. Es la garantía de la perfección y la seguridad del rigor, ¡sigue leyendo!

La precisión en la redacción y traducción de textos es cada vez más importante en un mundo en el que a priori prima la velocidad e improvisación. Es por esto que contar con un servicio extra de corrección de textos dará ese toque de calidad necesario. Y lo más importante para lograr una corrección completa es seguir los pasos marcados.

1. Releer y revisar

Lo primero que se debe hacer al enfrentarse a una traducción que debe ser corregida es releer el texto de manera global un par de veces. De esta manera se puede entender el contexto y la temática general.  Después, con posteriores lecturas más detenidas y concretas se encontrarán los fallos y cuestiones a mejorar. 

Es importante que la revisión la haga un traductor profesional diferente al titular autor de la traducción. De esta manera se limarían los posibles errores y las diferentes opciones gramaticales. Además, la presencia del autor inicial facilitará el aclaramiento de las posibles dudas: aclarará si las equivocaciones tienen un sentido extraliterario o no. 

 

2. Corrección de estilo 

En una primera corrección de textos se buscan errores sintácticos o léxicos. Se presta atención a la gramática o coherencia argumental. De este modo, se busca que el texto traducido no se aleje de la intencionalidad y del enfoque del texto original. Es por ello que el revisor debe conocer asimismo el texto original del que proviene la pieza traducida. 

Es un tipo de corrección muy necesaria, ya que los autores pasan mucho tiempo delante de sus escritos y muchas veces pasan por alto ciertos errores. Una tarea en este paso sería la corrección sintáctica. Aquí se subsanarían errores en el posicionamiento de frases y palabras, o la concordancia de verbo – sujeto.

 

3. Corrección ortotipográfica 

Tras una corrección a nivel más general de coherencia y contexto, se pasa a una corrección más centrada en los detalles tipográficos. Eliminar este tipo de errores e incoherencias favorecerá al mantenimiento de la uniformidad del texto. 

Se trata de tener en cuenta las diferentes grafías, tipografías y variantes de letras usadas en el texto. Todo el texto debe estar escrito en un mismo tamaño de letra y tipografía. Además, se deben usar de manera correcta las negritas, versalitas y cursivas. No debe haber signos de puntuación incoherentes o innecesarios, ni espacios en blanco. 

4. Última revisión 

Una vez que el trabajo del corrector ha sido completado, deberá ser revisado una vez más por él mismo. A poder ser, también será revisado por el autor original de la traducción en el caso de que haya sido realizada por el mismo equipo. De esta forma existe una seguridad en la rigurosidad del trabajo final. 

 

Contar con un servicio de corrección de textos confiable es esencial para garantizar la calidad de tus traducciones. En Trad&Go, tu agencia de traducción profesional, somos expertos en este servicio. Cuenta con nosotros. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *