lenguaje de signos

¿Sabías que el lenguaje de signos es diferente en cada país?

En el mundo hay más de 300 lenguas de signos. La creencia generalizada de que el lenguaje de signos es universal es totalmente falsa pero, ¿por qué es así? Hoy, desde Trad&Go, tu agencia de traducción en Sevilla, te contamos un poco más sobre este tema. ¡No dejes de leer! 

Comparada con la cifra de lenguas orales, 7.000, las 300 de signos pueden parecer hasta pocas. Sin embargo, mucha gente piensa que todas las personas sordas del mundo se pueden entender entre sí. Es falso. Al igual que en las lenguas orales, cada país ha evolucionado de manera diferente y, por tanto, el vocabulario y estructura del lenguaje de signos también. 

 

Diferencias culturales

Las lenguas forman parte de una cultura, por lo que es normal que haya diversidad. Cada país usa su propio vocabulario y estructura sintáctica en las oraciones. Y al igual que en el caso de las lenguas orales, el lenguaje de signos tiene su propio proceso de aprendizaje para las personas que no lo conozcan. 

Al ser un lenguaje muy visual, en cada país evolucionará dependiendo de las necesidades de la cultura concreta. Por poner un ejemplo, no será igual definir ‘comer’ en China, donde usan palillos, que en Europa, que usa tenedor. Esta evolución se produce de manera natural en el tiempo, debido al contacto entre diferentes personas. 

lenguaje de signos

Las limitaciones del lenguaje de signos

Solo en España, hay más de 70.000 personas sordas que usan el lenguaje de signos a diario. Esto parece una cifra importante como para reconocer y proteger este sistema de comunicación. Al mismo tiempo que se promociona el aprendizaje de otras lenguas orales, no estaría de más hacerlo con las lenguas de signos. 

Se necesitan medios e intérpretes profesionales para que las personas sordas no sufran una discriminación en su educación ni en su trabajo. Esto es fundamental en un continente, Europa, en el que el 0,15% de su población usa a diario este tipo de lenguas. 

Además, los avances en tecnología están ayudando al respecto. Si hace unos años parecía imposible mantener una conversación con signos en diferentes puntos del mundo, gracias a la tecnología esto ha cambiado. Las conversaciones telefónicas entre dos personas sordas son imposibles, pero las videollamadas y el poder ver a la otra persona a través de una pantalla ha solucionado ese problema. 

 

Algunas soluciones

A lo largo de la historia se ha intentado crear soluciones para establecer un lenguaje de signos universal. Fue en 1951, en el primer Congreso Mundial de Sordos, donde se creó  una comisión de unificación de signos como respuesta a la necesidad de un sistema en el que pudieran entenderse todos los participantes. 

Así nació el Sistema Gestuno, que incluía 1.500 signos pero casi ninguna indicación gramatical. No obstante, este sistema no se estandarizó, debido a diferentes motivos: 

  • La selección de signos había sido arbitraria y se habían tomado aquellos de los países con mayor representación.
  • Las personas sordas ni siquiera entendían el sistema. 
  • Existía el miedo a que la popularización del sistema acabará con las distintas lenguas de signos. 

 

Aunque en el mundo aún queda mucho por recorrer en materia de lenguaje de signos, cada vez más se reconoce su importancia en la sociedad. Desde Trad&Go, expertos en traducción profesional, apoyamos la defensa de todos los lenguajes ya sean orales o visuales. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *