Una buena traducción jurídica conlleva un gran trabajo y el buen saber hacer del profesional que se encuentra detrás de ella. La globalización e internacionalización están dando, cada vez más, un mayor valor a las agencias de traducción. Hoy hablaremos de la importancia de estar en buenas manos profesionales y la repercusión que puede llegar a tener una mala traducción en este ámbito. 

Pero, antes de empezar, ¿conoces en qué consiste la traducción jurídica? ¿Sabes quiénes se encuentran detrás de este campo profesional? ¿Qué diferencia hay entre una traducción jurada y una traducción jurídica estándar? Desde Trad & Go, agencia de traducción, te lo explicamos. 

La traducción en la era de la globalización

En el mundo en el que vivimos todo se encuentra interconectado por lo que, para una correcta comunicación y entendimiento, debemos hablar el mismo idioma. Esto cobra aún más importancia en términos jurídicos, pues los efectos legales de una mala traducción pueden ser determinantes para el proceso judicial, una sola palabra puede cambiar drásticamente su rumbo. Por ello la traducción de dichos documentos legales es una actividad de vital importancia que requiere de experiencia y conocimiento en la materia legal en cuestión. 

Pero…, ¿qué es exactamente la traducción jurídica?

La traducción jurídica, por lo tanto, consiste en traducir documentos con carácter legal, bien emitidos por una Administración u organismo público, bien elaborados para la regulación de un determinado negocio jurídico entre personas individuales o empresas.

Esto es tan complejo porque dichos documentos son redactados por profesionales del ámbito del derecho, quienes cuentan con su propia jerga, por ello suelen contener una gran cantidad de conceptos jurídicos que pueden ser extraños para traductores ajenos a esta materia. 

Entonces, ¿quiénes se encuentran tras esta actividad?

Podemos encontrar opiniones de todo tipo. Personas que opinan que es primordial una buena formación en el campo de la traducción y hay otras que piensan que la persona idónea para esta tarea son los propios profesionales del derecho. Para nosotros es fundamental la unión de ambas partes, pues es primordial que nuestros profesionales se encuentren especializados en ambos campos, pues estos se encuentran intrínsecamente relacionados entre sí. En la Unión Europea a este tipo de profesionales se les reconoce como “jurista – lingüista”. 

¿Traducción jurada o traducción jurídica estándar?

Quizás ni siquiera conocieras que hay dos tipos de traducciones en el ámbito jurídico.

La traducción jurada es aquella que ha de realizarse obligatoriamente por un traductor jurado quien tiene que estar reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Esta traducción puede hacerse de cualquier tipo de documento jurídico, pero es obligatorio hacerlo cuando se trate de un texto que vaya destinado  un organismo público oficial. 

La traducción estándar, en cambio, se realiza cuando el documento no será tramitado por un organismo público oficial y cuando el traductor que la realiza no se encuentra reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. 

 

Y ahora, ¿cómo contacto con un traductor jurídico?

Actualmente, gracias a las redes, no es difícil encontrar a profesionales que se dediquen a ello, aunque deberemos tener siempre cuidado y cautela de dar con profesionales que realicen correctamente su trabajo. Desde Trad & Go, agencia de traducción, estaremos encantados de ayudarte y de ofrecerte los mejores traductores a tu disposición, así como resolverte cualquier duda o problema que puedas tener. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *