Ser bilingüe: las claves para conseguir dominar un idioma por completo

La creencia popular es que, para ser bilingüe, hay que empezar desde bien pequeño. Es cierto que los niños que reciben una educación lingüística desde edad temprana lo tienen mucho más fácil. Sin embargo, desde Trad&Go, nuestra empresa de traducción en Sevilla, te contamos las claves para ser bilingüe una vez que hemos llegado a la adultez.


Ser bilingüe es el sueño de muchas personas. Indudablemente, dominar otro idioma del mismo modo que lo hacemos con nuestra lengua materna abre muchas puertas en el mundo laboral.

Pero no creas que el conocimiento perfecto de una lengua extranjera cae del cielo: requiere mucho esfuerzo, constancia y tiempo, concretamente años.

Mucha gente que habla inglés u otra lengua perfectamente porque lo han estudiado años se creen bilingües, pero esa no es la realidad. Tener una conversación fluida o ser capaz de entender lo que se lee sin dificultad no lo es todo.

Así pues, ¿qué significa ser bilingüe?

Para empezar, significa entender a un interlocutor nativo en condiciones adversas: a través del teléfono, con ruido de fondo, cuando habla a mucha velocidad… Y no sólo eso, sino hay ser capaz de entender los múltiples acentos que tiene una lengua alrededor del mundo, así como las expresiones cotidianas características de cada zona.

En cuanto a la comprensión lectora, las personas bilingües son capaces de entender textos complejos de sectores específicos. Nuestros profesionales son capaces traducir documentos jurídicos y financieros hacia su lengua materna sin cambiar un ápice el significado del texto. Lo que marca la diferencia es ser capaz de respetar los matices y la intención del texto original.

Este nivel de interpretación es inalcanzable para traductores automáticos, incluso para las personas que presumen de tener un conocimiento alto de un idioma.

Tampoco debemos olvidar que un bilingüe es capaz de tener conversaciones fluidas, de manera natural y sin titubeos en los idiomas que domina. ¡Sin temor a cualquier tema! Poseer un vocabulario casi infinito, así como saber múltiples sinónimos y antónimos de una sola palabra es esencial. Y no sólo eso, porque hay que ser capaz de cambiar de idioma de manera natural a la velocidad de rayo.

Y ahora viene la cuestión realmente importante: ¿cómo ser bilingüe? Seamos sinceros: requiere años y años de práctica. Y no en una cuestión tanto de estudio como de práctica. ¡Practicar y practicar!

La manera más “rápida” es la inmersión lingüística. Hay que tirarse a la piscina y vivir unos cuantos años en el país de la lengua que queremos dominar. Habla con todo el mundo, presta atención a los distintos acentos, a las expresiones coloquiales e intenta reproducir su manera de hablar.

Para dominar la disciplina escrita, deberás leer sin parar y, por supuesto, no parar de hacer redacciones, cartas… Y si lo necesitas, nunca está demás ir a academias y escuela de idiomas a perfeccionar aunque creas que ya lo sabes todo.

En Trad&Go, nuestra empresa de traducción en Sevilla, sólo trabajamos con personas bilingües porque sabemos lo importante que es el dominio absoluto del idioma a la hora de traducir documentos jurídicos, financieros, realizar interpretaciones simultáneas… Si quieres alcanzar este nivel, ¡no tires la toalla!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *