raductores-profesionales-agencia-traduccion

Diferencias entre la traducción profesional y la traducción automática

 

El intercambio global de ideas, información y contenidos ha experimentado un gran crecimiento en los últimos tiempos; por ello, las necesidades de traducción cada vez son mayores. Desde Trad&Go, nuestra empresa de traducción, queremos darte las claves para convencerte de que elijas una traducción profesional de calidad.

La llegada de las nuevas tecnologías puede ocasionar confrontaciones con muchas profesiones que cada vez más son practicadas por máquinas o programas informáticos, y que parecen tener escrito su final en un futuro a corto plazo. Hablamos, por supuesto, de la figura del traductor.

Entonces, ¿las traducciones automáticas suponen una amenaza para los traductores profesionales? A pesar de sus muchas ventajas, no han conseguido alcanzar todavía un nivel óptimo de calidad como para sustituir a la traducción humana, y además, no sirven para traducir todos los tipos de textos, como por ejemplo los textos jurídicos o financieros, los cuales incorporan un alto grado de complejidad añadida. ¿Por qué debemos descartar una traducción automática?

 

  1. Calidad deficiente. Los traductores automáticos realizan una traducción completamente literal y no tienen en cuenta los matices de la sintaxis ni el contexto, lo que implica que en la mayoría de los casos no se reconozcan los diferentes significados de una misma palabra. Existen muchas aplicaciones de traducciones automáticas pero, a pesar de ello, en general, ninguna puede hacer esta distinción. ¿Cuál es el problema? La elección de una palabra inapropiada podría cambiar el significado de nuestro texto.

Los traductores profesionales, por su parte, analizan con cuidado extremo cada palabra de una frase o texto para asegurar el verdadero significado en el sentido original del texto traducido. La precisión es el arma más importante de dichos expertos, ya que son capaces de trasladar palabras a ideas, e ideas a palabras.

 

  1. No se ajusta al contexto real. Los traductores automáticos también se renuevan y van incorporando mejoras técnicas a través del tiempo. Incluso los más eficientes se presentan como aplicaciones muy prometedoras gracias a complicados algoritmos que utilizan medidas gramaticales, así como grandes diccionarios y la participación de los propios usuarios para mejorar la calidad de las traducciones.

Pero, ¿qué ocurre cuándo se trata de traducir sentimientos? Es muy importante reflejar el humor, el tono, capturar la ironía, el sarcasmo, los giros de la lengua, las frases hechas propias de cada idioma, las emociones que refleja el texto original… En resumen, el sentido de las frases. Solo los traductores humanos están dotados de ese talento para ordenar las palabras y adecuarse a la gramática de la lengua de destino y al contexto del texto.

 

  1. Tecnicismos. Los tecnicismos son palabras complejas con un significado especial que se usan en doctrinas específicas como el Derecho o las Finanzas, entre otros campos profesionales. Por ello, es muy importante saber traducir adecuadamente estos vocablos y diferenciar su uso dentro del lenguaje normal, ya que, por ejemplo, en un contrato, estos términos tendrán efectos jurídicos que debemos conocer e interpretar de forma correcta para evitar confusiones.

En este sentido, los traductores profesionales poseen una formación previa exhaustiva en diferentes disciplinas para poder realizar traducciones exactas y de calidad.

En conclusión, un traductor automático nos puede ayudar con pequeñas dudas en momentos puntuales, sin embargo no alcanza el nivel de calidad adecuado de un traductor humano formado y con experiencia como son nuestros expertos de Trad&Go, nuestra agencia de traducción. ¿Necesitas una traducción impecable? ¡Cuenta con nuestros servicios!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *