errores-traducciones-agencia-traduccion

Los peores errores en traducciones a lo largo de la historia

¿Has leído alguna vez una traducción extraña en una película, algún libro o en una noticia de prensa? Seguro que sí. El problema se debe a que cada vez más abusamos de las traducciones automáticas o literales, pero eso es un error. Hoy en Trad&Go, nuestra agencia de traducción, te contamos los problemas que puede ocasionar una traducción equivocada.

Nos encontramos en un mundo globalizado, y se supone que tenemos que estar al día de los idiomas más usados. Y si no es así, hoy en día contamos con herramientas y opciones de calidad que están a nuestro alcance, como las empresas de traducción. Sin embargo, los errores se siguen produciendo en muchos campos como la prensa, la literatura, la historia, el cine, etc.

 

Algunas de las “malas traducciones o interpretaciones” pueden resultar hasta divertidas; sin embargo, no lo son tanto cuando hay que tratar temas serios. ¿Qué sucede cuando se da por buena una “mala traducción” y todo el mundo cree que es cierta? Hoy vamos a hablar de algunas de las peores traducciones que han dejado huella.

  1. La bomba atómica. El 26 de julio de 1945 las potencias aliadas durante la II Guerra Mundial lanzan un ultimátum a Japón a través de la declaración de Potsdam, donde se exige la rendición del imperio nipón. Ante ello, el primer ministro japonés, Kantaro Suzuki,convocó una rueda de prensa y dijo el equivalente a: “Sin comentarios. Seguimos pensándolo”.

El problema es que eso no es lo que entendieron los aliados. Suzuki cometió el error de usar la palabra mokusatsu” que puede significar “sin comentarios” pero también “lo ignoramos y lo despreciamos”. Sólo 10 días después, Estados Unidos lanzaba las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. ¿Una buena traducción podría haber cambiado los acontecimientos?

  1. La Biblia. Se trata de un cúmulo de fallos de traducción, en concreto alrededor de 1400 errores, que se han venido produciendo a lo largo de diferentes traducciones. Estos errores se deben principalmente a cuatro técnicas de traducción defectuosas: etimología, estructura interna, malas traducciones antiguas y metáforas incomprendidas.

Y es que los artistas dibujaban y esculpían a Moisés con dos cuernos en la cabeza, debido a un error del patrón de los traductores, San Jerónimo. ¡Qué contradicción!  Y es que la expresión hebrea kerenor”, que se refiere al estado resplandeciente del rostro de Moisés, fue traducida equivocadamente como “cuernos”. Nada que ver, ¿verdad?

 

  1. La Guerra Fría. Durante la Guerra Fría, en 1956, el líder soviético Nikita Khrushchev supuestamente dijo “os enterraremos” a los embajadores occidentales presentes en un banquete en la embajada polaca en Moscú. Tal frase fue muy comentada en todos los medios de comunicación y dio lugar a un mayor enfriamiento entre las relaciones de la Unión Soviética y Estados Unidos. Sin embargo, una vez que se contextualizó, la frase se parecía más a “aunque no lo quieran, la historia está de nuestro lado. Los venceremos.” No se puede decir que la frase real sea amistosa, pero no tiene el mismo significado ideológico.

 

  1. Los “canali” de Marte. En 1877, el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli llevó a cabo una de las primeras descripciones de la superficie de Marte, y afirmó que el planeta estaba cubierto por “canali”. ¡Eureka! Esto fue lo que debió pensar Percival Lowell, un astrónomo estadounidense, al creer esta afirmación.

Sin más, construyó un observatorio en Arizona y se dedicó a anunciar que ¡había vida en Marte!, y que los marcianos habían construido artificialmente estos “canales” para transportar la escasa agua que había en el Planeta Rojo. Sin duda fue un gran error de traducción, ya que “canali” no significa “canales” sino que se refiere a estructuras totalmente naturales como las gargantas o los cañones.

 

¡Qué importante es una buena traducción! Por eso, en Trad&Go, nuestra agencia de traducción, somos expertos traductores, y trabajamos para hacer traducciones, interpretaciones y transcripciones rigurosas en más de 20 idiomas. ¡No cometas errores! ¡Confía en nuestra experiencia!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *